Ventanas de PVC: más resistentes y herméticas

Ventanas de PVC

Ventanas de PVC: más resistentes y herméticas

Son herméticas, aislantes del frío, de los ruidos y soportan mejor la humedad que otros materiales.

El PVC o policloruro de vinilo es un derivado del plástico que se destaca por su resistencia, estabilidad y durabilidad, lo que lo convierte en un material muy utilizado en la fabricación de elementos estructurales para la casa, como por ejemplo, la carpintería de ventanas. Comparado con otros materiales, como la madera y otros de similar competitividad como el aluminio, el PVC posee características propias de aislamiento, condensación y eficiencia energética. Además, los modelos combinan diseño, elegancia y confort.

Las ventanas de PVC se caracterizan por su resistencia al viento, a la humedad, al impacto y a los agentes químicos porque son muy seguras, herméticas, y no propagan el fuego y aseguran que permiten generar un importante ahorro energético en los hogares.  Explican que la baja conductibilidad, el diseño multicámara de los perfiles, el sistema de cierre perimetral y el uso de doble vidriado hermético en su conjunto logran una disminución de más del 60 por ciento de las pérdidas de energía producida a través de las aberturas respecto de otros sistemas usados.

La reducción de ruido es otra de las principales características de este tipo de ventanas. Muchas veces los hogares son invadidos por ruidos ensordecedores: tránsito, obras de construcción cercanas y máquinas del exterior. Además de ser molestos, alteran el sueño y la tranquilidad, pueden pasar inadvertidos pero tienen efectos nocivos para la salud. Las ventanas con perfiles de PVC aseguran la máxima tranquilidad y un elevado confort en el hogar”, dice Clara Di Ció, responsable de Comunicación para Sudamérica de la firma Rehau, especializada en fabricar estos productos, y acota que “combinadas con cristales adecuados se encuadran dentro de la clase más alta de aislamiento acústico”.

Otro punto fuerte de este tipo de ventanas es el menor grado de condensación que experimentan con los cambios de temperatura y de humedad. Al ser un material plástico, los perfiles de PVC no condensan humedad. Además, otra ventaja en relación con los cambios de temperatura es la eliminación de la sensación de frío al tacto que, en ocasiones, se experimenta en otros materiales como el aluminio.

El bajo mantenimiento es otro de los aspectos que caracterizan a estas ventanas. No acumulan suciedad y son fáciles de limpiar: no requieren ningún tratamiento especial, ya que alcanza con lavarlas con agua y jabón y, en forma esporádica, engrasar los herrajes.

Además, los perfiles de PVC no son afectados por el agua. No se oxidan ni pudren. Cualquier rayadura que se pudiera producir ocasiona únicamente un daño estético, pero el perfil nunca queda desprotegido frente a la acción de los agentes atmosféricos, como sucede con otros materiales que cuando pierden la capa de barniz, pintura o anodizado quedan sin protección.

Un dato para tener en cuenta es que en la fabricación del PVC implica una menor carga económica y energética que la de otros elementos empleados también en la elaboración de ventanas, con lo cual son una alternativa de eficiencia ecológica.

Los perfiles ofrecen amplias posibilidades en materia de diseño, ya que pueden recubrirse con colores y texturas que imitan la madera y el aluminio. Se trata de un producto íntegramente realizado a medida, de acuerdo al estilo, tipología y necesidades de cada cliente. Las ventanas de PVC son utilizables en todos los estilos de casas, cuyo sistema, color y diseño puede ser elegido tanto para renovaciones que deseen mantener el espíritu inicial de la fachada, como para proyectos nuevos con tonos innovadores, donde la ventana pasa a ser un elemento de decoración, de diferenciación y de estilo.

“La superficie de los perfiles de PVC se puede revestir con un folio de color mediante un procedimiento especial. Pueden tomar prácticamente cualquier color, de acuerdo con los gustos del cliente. Este proceso de revestimiento no afecta la calidad sino que tiene un efecto exclusivamente estético”, agrega Clara Di Ció.

Los perfiles de PVC pueden adaptarse a un amplio abanico de configuraciones y estilos: ventanas con curvatura y diversidad de opciones de apertura: paños fijos, banderolas, practicable, proyectante, oscilobatientes y corredizas, plegadizas y corredera elevadora, entre otras.



Abrir chat