6 maneras de cerrar una terraza de restaurante con buena ventilación

cerrar una terraza de restaurante

6 maneras de cerrar una terraza de restaurante con buena ventilación

 

En Persax, como fabricantes de sistemas de palillería, cortavientos y celosías, plantean en este artículo 6 estrategias de diseño para un cierre rápido y fácil de terrazas para gestionar así la ventilación de una manera adecuada y confortable.

Debido a la pandemia y al riesgo de contagio en espacios interiores muchos restaurantes y bares han optado por aumentar sus espacios exteriores de terraza. Sobre todo, pensando en la próxima primavera y verano, cuando se espera que la vacuna comience a devolver determinadas costumbres a la normalidad previa al coronavirus.

En muchos casos, es una cuestión de supervivencia del negocio. Es por ello que muchas administraciones locales prevén bonificar la ocupación de terrazas para 2021 para ayudar a este sector, incluso se han llegado a implantar medidas como la ocupación temporal de calles cortadas al tráfico y plazas de estacionamiento.

Sin duda muchas personas están esperando poder volver a disfrutar de las terrazas. Ahora bien, si no se diseñan y construyen adecuadamente, el cierre de estos espacios exteriores puede suponer el mismo riesgo que los espacios interiores, como muchas noticias tratan de alertar. Además, hay que considerar que, durante las épocas frías, en muchos casos será necesario incorporar radiadores o mantas para garantizar confort térmico, algo que es habitual en terrazas de países del centro y norte de Europa.

 

  • Cerrar con palillería y cortavientos guiados a cable

En este caso el modelo Estándar Palillería Pérgola de Persax. Se llama palillería porque está compuesta por guías y palillos, que son los perfiles de aluminio en los que engarzan los tramos de tejido. Se llaman pérgolas porque son exentas, a diferencia de las palillerías pared-suelo o las palillerías-entreparedes.

En las palillerías pared-suelo un extremo se conecta a una pared, generalmente de fachada, y el otro a suelo mediante pilares. En las palillerías entreparedes, como su propio nombre indica la conexión se realiza entre dos paredes, pudiéndose anclar también a techo.

Habitualmente los sistemas de palillería suelen cerrarse con cortavientos lateralmente para evitar la molestia de las ráfagas de viento. Un cortavientos es básicamente una especie de estor exterior con tejido de toldo. Como está sometido a esfuerzos de viento, sus herrajes y guías son más robustos. Los cortavientos se suben y bajan mediante manivela, o mediante motor.

Existen diferentes sistemas de guiado lateral del cortavientos.

 

  • Regular la posición del cortavientos

Aunque no es un tema vinculado a la ventilación, sí es importante comentar que para reducir la sensación de espacio cerrado se suele incorporar una solución de lona transparente, lo que se conoce como lona con cristal. Los cortavientos con guías son más convenientes que los cortavientos con cable en zonas donde haya mayor intensidad de viento. Incluso es posible incorporar un refuerzo intermedio en el paño de tejido para mejorar la resistencia.

En estos casos, para permitir la ventilación es conveniente no bajar completamente el cortavientos, e incluso puede ser interesante instalarlo a menor altura, con el fin de permitir la ventilación superior e inferior. Con varios cortavientos en el perímetro de la palillería, instalados de esta manera, podremos regular el flujo de ventilación cruzada que atraviesa el interior.

 

  • Emplear palillerías más grandes o reducir la ocupación

Generalmente las autoridades obligan a reducir los aforos de las terrazas. Por el mismo razonamiento, si aumentamos el tamaño del espacio a cubrir -siempre que sea posible- para un mismo número de personas, el volumen de aire será mayor y la concentración de cualquier partícula se diluirá más. Las palillerías permiten instalar estructuras yuxtapuestas, lo cual otorga muchas posibilidades de diseño.

A la hora de evaluar cuál es el tamaño máximo de una palillería, tenemos que evaluar cuál va a ser la intensidad de viento a la que se va a ver sometida. Las palillerías pared-suelo tienen una resistencia al viento marcada por la norma de toldo. Su dimensión máxima es de 5x5m con Clase 3 (equivalente a 49 km/h o 110 N/m2).

 

  • Instalar cortavientos con tejidos permeables como Sarga 555

Podemos instalar tejidos en los cortavientos con mayor permeabilidad al aire. En concreto el tejido Sarga 555 incorpora un 5% de apertura (un 5% de huecos) que permite mayor paso de aire a su través, lo que facilita la renovación de aire. Este sistema es habitual instalarlo en el sistema Helia Screen Zip, habitual en pérgolas bioclimáticas como podemos ver a continuación.

 

  • Instalar pérgolas bioclimáticas y regular sus lamas superiores

La pérgola bioclimática Umbra permite la regulación de sus lamas, para facilitar la ventilación.

 

  • Utilizar pérgolas con celosías laterales para regular la ventilación

Sea cual sea el tipo de pérgola que empleemos, una solución muy interesante para regular la ventilación es emplear celosías de aluminio en los laterales de la pérgola. En esta instalación en una vivienda particular, empleamos el modelo Costablanca 150.

Además de una buena solución funcional, es una solución de elevada calidad estética.



SpainUSA
Abrir chat